Mordida cruzada: tipos, consecuencias y tratamientos para corregirla

18 mayo · 5 minutos

La mordida cruzada es uno de los tipos de maloclusión dental más comunes que existen. Esta puede provocar no solo alteraciones físicas, sino también puede desencadenar problemas a la hora de masticar, en las encías o de bruxismo.

En este artículo explicaremos qué es la mordida cruzada, los distintos tipos que existen, las causas y consecuencias y los posibles tratamientos para corregirla en adultos y niños.

¿Qué es la mordida cruzada?

Antes de empezar a meternos en materia, es importante aclarar qué es la mordida cruzada para así evitar confusiones con otros tipos de maloclusión. La mordida cruzada, también conocida como mordida invertida o mordida torcida, es un tipo de maloclusión que se produce cuando los dientes de la arcada superior quedan por dentro de los de la arcada inferior. En una mordida correcta, los dientes de la arcada superior muerden ligeramente por fuera de los de la arcada inferior, por tanto, cuando ocurre lo contrario hablamos de un caso de mordida cruzada. La mordida cruzada o invertida puede afectar a un solo diente, a varios o a todos.

Tipos de mordida cruzada

Existen distintos tipos de mordida cruzada, según la parte de la boca en la que se produce el problema de oclusión o según donde esté el origen de la maloclusión. A continuación veremos los distintos tipos de maloclusión de mordida cruzada existentes:

Tipos de mordida cruzada según donde se produzca

La primera clasificación de tipos de mordida cruzada viene determinada por la parte de la boca en la que se localiza la maloclusión. Según esta clasificación puede ser: mordida cruzada anterior, posterior, unilateral o bilateral.

Mordida cruzada anterior

El primer tipo de mordida cruzada según donde se produce la maloclusión es la mordida cruzada anterior. Este tipo de mordida cruzada es la que afecta a la zona de los incisivos, es decir, a la parte delantera de la boca y, por tanto, es la más visible.

Mordida cruzada posterior

La mordida cruzada posterior es la mordida invertida que afecta a los dientes de la zona trasera de la cavidad oral, es decir, a los premolares y molares. Este tipo de mordida cruzada es menos visible que la cruzada anterior, ya que se produce en los dientes de la parte trasera de la arcada.

Mordida cruzada unilateral

En los casos en los que la maloclusión afecta solamente a uno de los lados de la boca, ya sea el derecho o el izquierdo, estamos hablando de una mordida cruzada unilateral. Este tipo de mordida cruzada puede provocar asimetrías en la cara, ya que la mandíbula se desvía hacia el lado de la mordida cruzada.

Mordida cruzada bilateral

La mordida cruzada bilateral es aquella que se produce en ambos lados de la boca, es decir, en ambos lados los dientes de la arcada superior se encuentran por dentro de los de la arcada inferior.

Render de un caso de mordida cruzada anterior.

Tipos de mordida cruzada según el origen

Tras ver los distintos tipos de mordida cruzada según donde se produce la maloclusión, a continuación veremos los distintos tipos de mordida cruzada según el origen de esta maloclusión.

Mordida cruzada esquelética

En los casos en los que la mordida cruzada tiene su origen en un problema de desarrollo óseo, estamos hablando de un caso de mordida cruzada esquelética. En estos casos, el maxilar superior no se ha desarrollado de manera correcta y, por tanto, es más pequeño que la mandíbula, dejando que los dientes superiores queden por dentro de los inferiores.

Mordida cruzada dental

Existen algunos casos de mordida cruzada en los que el origen de la maloclusión no es el infradesarrollo del maxilar, sino que se encuentra en la malposición de los dientes. En estos casos en los que la mordida cruzada tiene su origen en una malposición dental, hablamos de mordida cruzada dental o dentaria.

Mordida cruzada mixta

Por último, existe un tercer tipo de mordida cruzada según el origen, en la que ni los huesos se han desarrollado correctamente ni la erupción de los dientes se ha producido de manera óptima, por tanto, el origen de la maloclusión es mixta.

Las causas de la mordida cruzada

Las causas de la mordida cruzada pueden ser diversas, aunque en la mayoría de los casos podemos clasificarlas en dos grandes grupos: hábitos adquiridos o factores genéticos.

  • Entre las causas genéticas de la mordida cruzada, las más comunes son la hipoplasia maxilar y la hiperplasia mandibular. En estos casos, se deberá realizar un estudio a los familiares para conocer el origen.
  • Por otro lado, los malos hábitos, como respirar por la boca, chuparse el dedo o colocar la lengua de manera incorrecta, también son posibles causas de la mordida cruzada, ya que afectan al desarrollo óseo y dental.
Bebé chupándose el dedo.

Consecuencias de la mordida cruzada

La mordida cruzada puede tener varias consecuencias que pueden suponer problemas físicos o de funcionalidad en las personas que lo sufren. Entre los problemas más comunes que puede ocasionar la mordida cruzada encontramos:

  • Desgaste dental y, si no se trata, una de las consecuencias de la mordida cruzada puede ser la pérdida de piezas dentales.
  • Dificultades funcionales, como problemas de fonación o de masticación, que puede desencadenar en problemas digestivos.
  • Problemas en la articulación temporomandibular (ATM), que puede ocasionar bruxismo o dolores mandibulares, de cabeza o de cervicales.

Tratamiento de la mordida cruzada: ¿cómo corregirla?

Como acabamos de explicar, la mordida cruzada puede ocasionar problemas que afectan al día a día de quien lo padece. Por ello, es importante diagnosticarla a tiempo para poder corregirla cuanto antes y así evitar las consecuencias negativas.

A continuación, hablaremos de los distintos tipos de tratamiento para corregir la mordida cruzada.

Tratamiento para corregir la mordida cruzada en niños: ortodoncia interceptiva

Entre los 6 y los 12 años es la edad más oportuna para poder seguir un tratamiento con éxito que permita modificar el crecimiento de los huesos, corregir la mordida cruzada en niños y evitar problemas en la edad adulta.

La ortodoncia interceptiva infantil es el tratamiento más adecuado para corregir la mordida cruzada en niños. En esta fase en la que los huesos son mucho más manejables, el tratamiento con ortodoncia interceptiva permite corregir la mordida cruzada. El expansor es el dispositivo de ortodoncia más común para estos casos y permite modificar el tamaño del hueso maxilar y ampliar el paladar.

Este tipo de tratamiento para solucionar la mordida cruzada solamente es efectivo en niños, ya que una vez los huesos están completamente desarrollados, no podremos intervenir ni modificar su crecimiento.

¿Cómo corregir la mordida cruzada en adultos?

La corrección de la mordida cruzada en adultos es más complicada que en niños, puesto que los huesos ya han terminado de crecer y están plenamente desarrollados.

El primer paso a la hora de corregir una mordida cruzada en adultos es asistir al dentista, quien deberá estudiar el caso y determinar cuál es el mejor tratamiento de corrección de la mordida cruzada. Las dos maneras de corregir la mordida cruzada en adultos son: con ortodoncia o con cirugía.

Dos doctoras intervienen a una paciente.

Corregir la mordida cruzada en adultos con operación

Existen casos de mordida cruzada en adultos graves o con origen esquelético que requieren de una intervención quirúrgica para corregirla. En estas ocasiones en las que existe una gran desviación mandibular o un paladar muy estrecho, la operación es el único tratamiento efectivo para corregir la mordida cruzada, ya que el desarrollo de la persona está completado, y, por tanto, será imposible corregir la posición de los huesos con ortodoncia.

A través de la intervención quirúrgica se corrige el tamaño y la posición de los huesos maxilares, para así armonizar la estética de la cara y mejorar la funcionalidad de la boca. En la mayoría de los casos, la operación para corregir la mordida cruzada se complementa con una segunda fase de ortodoncia para conseguir solucionar la malposición dental y conseguir una sonrisa alineada.

Corregir la mordida cruzada en adultos con ortodoncia

Para los casos de mordida cruzada en adultos con origen dentario, la ortodoncia puede ser un tratamiento efectivo para corregirla. La mordida cruzada con origen dental en adultos puede corregirse con ortodoncia fija o con ortodoncia invisible, dispositivos que permitirán modificar la maloclusión y solucionar la mordida invertida.

Tratamientos Impress para casos de mordida cruzada

En Impress podemos ayudar a solucionar problemas de mordida cruzada o invertida con ortodoncia, tanto en casos de niños, como de adolescentes o adultos.

Para niños, analizaremos el caso y diseñaremos un plan de tratamiento Impress Kids personalizado para corregir la mordida cruzada de los más pequeños de la casa.

Si el caso a tratar es de origen dental en adolescentes o adultos, contamos con diversos tratamientos de ortodoncia. Los tratamientos con alineadores invisibles Impress son adecuados para solucionar casos de mordida cruzada de manera eficiente y discreta.

Si quieres que estudiemos tu caso y te propongamos la mejor solución, nuestro equipo de profesionales está a tu servicio. Queremos ayudarte a conseguir una buena salud bucodental y una oclusión perfecta. Consulta cuál es tu clínica Impress más cercana y pide cita online, por teléfono al 932 712 030, o escribiéndonos por WhatsApp.

¡Te esperamos!

Compartir artículo

Empresa

Para clínicas asociadas

Nosotros

¿Por qué Impress?

Prensa

Empleo

Nuestro blog

*Por número de clínicas propias

© 2024 SMILE2IMPRESS SL. Todos los derechos reservados