DESCUENTO DIRECTO DE 500 €**

¡POR TIEMPO LIMITADO!

Mordida abierta: tipos, causas y tratamientos para corregirla

09 marzo · 6 minutos

Entre los tipos de maloclusión dental que existen, una de las más comunes es la mordida abierta. La mordida abierta es fácilmente identificable a la vista porque la persona que lo padece no puede cerrar correctamente la boca, ya que la posición de sus dientes lo impide.

Más allá del aspecto estético, la mordida abierta puede tener repercusiones en el habla, la respiración, la masticación o, incluso, puede acarrear dolores musculares. En este artículo explicaremos las causas que pueden dar lugar a la mordida abierta, las consecuencias que puede tener en el paciente y los tratamientos para corregirla en niños y adultos.

¿Qué es la mordida abierta?

La mordida abierta es un tipo de maloclusión que imposibilita que los dientes frontales o posteriores cierren correctamente. Los pacientes con este tipo de maloclusión no pueden encajar los dientes correctamente al morder, quedando algunas zonas en las que no hay contacto entre los dientes de la arcada superior con los de la inferior.

Tipos de mordida abierta

Existen distintos tipos de mordida abierta según qué dientes son los que no contactan con los de la arcada contraria.

A continuación haremos un repaso por los cuatro tipos de mordida abierta que podemos encontrar según en qué parte la oclusión no se pueda realizar correctamente:

Mordida abierta posterior

La mordida abierta posterior es la maloclusión en la que los dientes traseros (molares) superiores no contactan con los traseros inferiores, impidiendo la oclusión por la parte trasera de la boca. Este tipo de mordida abierta puede no apreciarse a simple vista, ya que la maloclusión se produce en la parte interior de la boca.

Primer plano de una mordida abierta anterior de un paciente.

Mordida abierta anterior

La mordida abierta anterior es la más común de los tipos existentes de mordida abierta. La mordida abierta anterior es aquella en la que la los dientes anteriores superiores e inferiores no ocluyen correctamente, dejando el hueco entre los dientes en la parte frontal de la boca, siendo el tipo de mordida abierta más fácil de identificar, ya que es la más visible.

Mordida abierta lateral

La mordida abierta lateral es aquella en la que la oclusión no se produce en un único lateral de la boca, puede ser el izquierdo o el derecho.

Mordida abierta completa

La mordida abierta completa es una combinación entre la mordida abierta posterior y la anterior. En este tipo de mordida abierta, los últimos molares de la dentadura son los únicos que se tocan, por lo que no hay oclusión entre algunos molares y todos los dientes frontales.

Causas de la mordida abierta

Las causas de la mordida abierta pueden tener orígenes muy dispares y en algunos casos inevitables, como las de origen genético.

A continuación veremos cuáles son las causas más comunes de la mordida abierta y cómo se pueden evitar, en el caso de los malos hábitos que la pueden desencadenar.

Herencia genética o problemas de desarrollo

La herencia genética o problemas de desarrollo son las causas de la mordida abierta que no podemos evitar. En los casos en los que el origen sea genético, se deberá realizar un estudio de los padres o otros familiares para conocer el origen. Por otro lado, en los casos que el origen sea por problemas de desarrollo, tampoco se podrá evitar cambiando hábitos, ya que se la mordida abierta se debe a una falta de desarrollo óseo o dental.

Hábitos adquiridos durante la infancia

Durante la infancia pueden adquirirse hábitos que pueden contribuir a la aparición de una mordida abierta. La implicación parental en la fase de desarrollo es importante para evitar la aparición de cualquier tipo de maloclusión que pueda tener consecuencias en el desarrollo bucodental del niño.

A continuación vemos cuáles son estos hábitos que pueden propiciar la aparición de mordida abierta:

Bebé con chupete sonriendo.

Mordida abierta por uso de chupete o biberón

El uso del chupete o el biberón de manera prolongada suele ser una de las causas principales de la mordida abierta. El abuso de chupete o biberón durante la fase de desarrollo puede afectar a la alineación de los dientes, que puede acabar provocando una mordida abierta.

Chuparse el dedo, otra causa de mordida abierta

De igual manera que ocurre con el chupete o el biberón, la succión del pulgar de forma asidua durante los primeros años de vida puede provocar problemas dentales o de oclusión durante el desarrollo. Entre los problemas de maloclusión, la mordida abierta es uno de los más comunes.

Mordida abierta por un hábito de mala posición de la lengua

En muchas ocasiones, el hábito de colocar la lengua en posturas incorrectas puede ser un desencadenante de mordida abierta. Al hablar o al tragar, una mala posición de la lengua puede provocar que las arcadas se separen y se genere una mordida abierta.

Respirar por la boca

Otro de los desencadenantes de la mandíbula abierta es el hecho de respirar por la boca en vez de por la nariz. Respirar por la boca puede provocar una alteración en la posición natural de los dientes y los músculos, afectando a la manera cómo se desarrollan y pudiendo provocar problemas demaloclusión como mordida abierta.

Consecuencias de la mordida abierta

Tener una mordida abierta puede desencadenar una serie de problemas con consecuencias muy diversas, más allá de los inconvenientes estéticos que puede comportar para el paciente.

A continuación veremos cuáles son las principales consecuencias de tener una mordida abierta y los problemas que puede acarrear en nuestra salud:

  • Problemas de dicción: la mordida abierta implica no poder cerrar la boca correctamente, por lo que la dicción de algunos fonemas se complica. Tener una mordida abierta impide colocar la lengua como se debería y puede provocar problemas del habla.
  • Dificultad para morder y masticar: tener la mordida abierta impide una correcta oclusión, lo que dificulta masticar correctamente según qué alimentos, pudiendo esto generar problemas digestivos.
  • Problemas respiratorios: respirar por la boca es tanto causa como consecuencia de tener una mordida abierta. Una mala oclusión puede fomentar el hábito de respirar por la boca, lo que, a su vez, puede agravar más el problema de maloclusión.
  • Trastornos en la articulación temporomandibular (ATM): la mordida abierta genera más tensión y estrés en los músculos y articulaciones de la mandíbula, lo que puede provocar dolor de cabeza, de cuello o problemas de bruxismo.

¿Cómo corregir la mordida abierta? Tratamientos y soluciones

Existen distintos tratamientos para corregir la mordida abierta, pero en función de la edad del paciente y del grado de la maloclusión, se optará por una u otra. A continuación, presentaremos las soluciones para corregir la mordida abierta más adecuadas para cada edad.

Tratamiento de la mordida abierta en niños

Al estar en fase de desarrollo, la niñez es el momento perfecto para plantearse cómo corregir la mordida abierta con un tratamiento que evite problemas en la edad adulta.

El tratamiento más adecuado para corregir la mordida abierta en niños es la ortodoncia interceptiva, tal y como veremos a continuación.

Ortodoncia interceptiva

El tratamiento más común para corregir la mordida abierta en niños es la ortodoncia interceptiva con distintos dispositivos. En muchas ocasiones se suelen incorporar mecanismos como rejillas para frenar el hábito que provoca la mordida abierta. Además, estos dispositivos pueden ayudar a reposicionar la lengua en los casos en los que la mordida abierta se haya producido por una mala deglución.

Este tipo de tratamiento para solucionar la mordida abierta solamente es efectivo en niños, ya que una vez los huesos están completamente desarrollados, no podremos intervenir en ellos.

Un ortodoncista le enseña a una paciente el escáner de su arcada inferior.

Tratamiento para solucionar mordida abierta en adultos

Para los casos de mordida abierta en adultos, la ortodoncia interceptiva no es efectiva debido a que a estas alturas de ha completado el desarrollo óseo. Existen otras soluciones para corregir la mordida abierta en adultos con y sin cirugía, tal y como explicaremos.

Cirugía ortognática para corregir la mordida abierta

La cirugía ortognática se usa en casos de mordida abierta severa y, normalmente, se combina la cirugía con una fase de tratamiento de ortodoncia previa a la intervención y otra posterior.

Previamente a la cirugía se realiza una fase de ortodoncia en la que se coloca cada pieza dental en la posición que le corresponde. En la siguiente fase se lleva a cabo la cirugía ortognática, que corrige la mordida abierta mediante la alteración del tamaño y la posición de la mandíbula y del maxilar. Tras la intervención quirúrgica, se vuelve a poner ortodoncia para poder finalizar el tratamiento con éxito, corregir la mordida abierta y conseguir una sonrisa alineada.

Tratamientos de ortodoncia para corregir la mordida abierta sin cirugía

Para casos de mordida abierta leves o moderados en adultos o adolescentes, la maloclusión se puede corregir sin cirugía. Con el uso de alineadores o brackets, se podrá modificar la maloclusión y conseguir corregir la mordida abierta.

En casos de mordida abierta , la ortodoncia (tanto brackets como alineadores) combina movimientos de intrusión o extrusión en dientes anteriores o posteriores, según el tipo de mordida abierta, y, en algunos casos, necesita ir acompañada de elementos auxiliares como microtornillos.

Tratamientos Impress para casos de mordida abierta

En Impress podemos ayudarte a solucionar tu mordida abierta con ortodoncia, tanto en casos de niños, como de adolescentes o adultos.

Para niños, analizaremos el caso y diseñaremos un plan de tratamiento personalizado con ortodoncia interceptiva para corregir la mordida abierta de los más pequeños de la casa.

Si el caso a tratar es en adolescentes o adultos, contamos con tratamientos con diversos tratamientos de ortodoncia. Los tratamientos con alineadores invisibles Impress son adecuados para solucionar casos de mordida abierta de manera eficiente y discreta.

Si quieres que estudiemos tu caso y te propongamos la mejor solución, nuestro equipo de profesionales está a tu servicio. Queremos ayudarte a conseguir una buena salud bucodental y una oclusión perfecta. Consulta cuál es tu clínica Impress más cercana y pide cita online, por teléfono al 932 712 030, WhatsApp o escribiéndonos a support@smile2impress.com.

¡Te esperamos!

Compartir artículo

Empresa

Para clínicas asociadas

Nosotros

¿Por qué Impress?

Prensa

Empleo

Nuestro blog

*Por número de clínicas propias
**Consulta las bases de la promoción aquí .

© 2024 SMILE2IMPRESS SL. Todos los derechos reservados