DESCUENTO DIRECTO DE 500 €**

¡POR TIEMPO LIMITADO!

Para qué sirven las radiografías dentales y cuándo conviene realizarlas

03 noviembre · 6 minutos

Cuando sentimos alguna molestia en la boca solemos acudir a la consulta del dentista. En ocasiones, no es fácil para el especialista diagnosticar si existe una anomalía concreta si no realiza pruebas específicas.

Para poder evaluar el estado de nuestra boca y detectar posibles patologías, el especialista puede proponer realizar una o varias radiografías dentales que le permitirán conocer con exactitud dónde está el problema y le ayudarán a determinar cómo abordarlo. Sin embargo, no todas las radiografías de la boca son iguales ni sirven para el mismo propósito. En este artículo hablaremos sobre los diferentes tipos de radiografías dentales, para qué sirve cada una de ellas y cuáles son necesarias de cara a iniciar un tratamiento de ortodoncia.

¿Qué es una radiografía dental?

​​La radiografía dental es una herramienta utilizada frecuentemente por los odontólogos para evaluar nuestra salud bucodental. Mediante la captura de imágenes de nuestros dientes, los especialistas pueden evaluar el estado de nuestra boca y detectar problemas o patologías.

¿Para qué sirven las radiografías dentales y qué se puede ver en ellas?

Las radiografías de la boca son una prueba de diagnóstico que captan imágenes del maxilar y la mandíbula, así como del interior de los dientes en una sola toma.

Las radiografías dentales sirven para que el especialista pueda evaluar el estado de la boca del paciente y determinar si necesita someterse a algún tipo de tratamiento.

Lo que se ve en una radiografía dental son imágenes de alta precisión que permiten al dentista identificar problemas como caries u otras infecciones en dientes, conocer el estado de las muelas del juicio y detectar problemas en la mandíbula, entre otros.

Ortodoncista muestra a un paciente su radiografía dental en una tablet

Tipos de radiografías dentales

Existen varios tipos de radiografías de la boca que cumplen funciones específicas. A continuación veremos diferentes sistemas de radiodiagnóstico según la información que sea necesario obtener.

Las radiografías dentales se dividen en radiografías intraorales, es decir, las que se realizan en el interior de la cavidad bucal y radiografías extraorales, que son las que se toman fuera de la boca.

Tipos de radiografías extraorales

Las radiografías extraorales son aquellas que se realizan fuera de la cavidad oral.

Dentro de las radiografías extraorales existen dos tipos diferentes que veremos con más detalle a continuación. Estas son:

  • Ortopantomografía o radiografía dental panorámica
  • Telerradiografía o cefalometría

Ortopantomografía o radiografía dental panorámica

La radiografía dental panorámica, también llamada ortopantomografía, es una de las más frecuentes, ya que aporta una perspectiva general y panorámica de toda la cavidad bucal y permite al odontólogo detectar problemas que no se pueden identificar en un examen ordinario.

Esta técnica utiliza una máquina de rayos X especial que gira alrededor de la cabeza del paciente para conseguir una visión detallada y de conjunto de la boca.

La ortopantomografía sirve para mostrar la estructura ósea (dientes, maxilar y mandíbula) en una sola imagen general.

La ortopantomografía detecta de forma precisa algunas patologías en las raíces de los dientes, tumores y abscesos.

Además, esta prueba se realiza habitualmente antes de iniciar un tratamiento de ortodoncia.

Cuando un paciente quiere mejorar su sonrisa, el odontólogo puede detectar, mediante una ortopantomografía, caries, muelas del juicio que no han erupcionado, fracturas de mandíbula y cualquier anomalía en el desarrollo de los dientes.

Conocer esta información y tener una visión global del estado de la boca del paciente es fundamental antes de iniciar cualquier tratamiento de ortodoncia.

Plano frontal de una paciente haciéndose una ortopantomografía con la máquina de rayos X

Telerradiografía lateral de cráneo

La telerradiografía lateral de cráneo o radiografía cefalométrica es una técnica que sirve para conocer la situación de los huesos del cráneo, los cuales pueden influir en la posición de las piezas dentales.

También se llama radiografía lateral dental, puesto que la imagen se obtiene mediante un desplazamiento lateral, es una técnica de análisis craneal que consiste en obtener información de las dimensiones del cráneo y mandíbula y permite ver la distancias entre las diferentes estructuras dentales y maxilofaciales (huesos, dientes músculos o tejidos blandos).

La telerradiografía lateral de cráneo se utiliza para identificar posibles maloclusiones y poder planificar un posterior tratamiento de ortodoncia.

Tipos de radiografías intraorales

Las radiografías intraorales son aquellas que se realizan dentro de la boca y sirven principalmente para conocer el estado de nuestros dientes. Existen varios tipos de radiografías intraorales que te explicamos a continuación.

Radiografía oclusal dental

La radiografía oclusal dental es el procedimiento por el que se estudia las relación que hay entre las dos arcadas.

Para entender qué es una radiografía oclusal, debemos saber que la oclusión se refiere al alineamiento de los dientes y la forma en que se ajustan los dientes superiores e inferiores (mordida).

En definitiva, una radiografía oclusal sirve para ofrecer imagen del arco dentario completo y para realizarla, se utilizan placas radiográficas de distintos tamaños que se impresionan desde el exterior mediante un aparato de rayos X.

Radiografía periapical

La radiografía periapical dental es una prueba mediante la que se aíslan uno o más dientes para examinarlos con mayor precisión. La radiografía periapical sirve para diagnosticar caries y otras enfermedades.

Para hacer una radiografía periapical dental hay que colocar placas radiológicas de distinto tamaño para así conseguir imágenes completas de los dientes; de esta forma se ven en su totalidad: corona, raíz, tejido óseo y espacio periodontal.

Radiografía interproximal o aleta de mordida

La radiografía dental interproximal sirve, principalmente, para detectar caries y evaluar el estado de la corona y del tejido periodontal, así como detectar posibles alteraciones pulpares.

También se llama radiografía de aleta mordida debido a que la placa radiológica tiene una lengüeta que debe ser colocada entre las dos arcadas dentarias para que no se mueva. Este tipo de radiografía dental es capaz de localizar caries situadas en el espacio entre dos dientes (interproximal).

Este tipo de radiografías se recomiendan especialmente para niños, puesto que no es necesario clavar las películas en el suelo bucal, siendo así mucho más rápidas y cómodas que otro tipo de radiografías. Además, otra de las ventajas de las radiografías de aleta mordida es que exponen al paciente a una menor radiación.

Otros tipos de radiografías dentales

Existen otro tipo de radiografías dentales como la tomografía computarizada de haz cónico o TAC dental.

La tomografía computarizada dental es una prueba que permite obtener imágenes de los dientes, tejidos blandos, nervios y huesos de la cabeza en 3D, lo que posibilita un diagnóstico muy preciso de la cavidad bucal del paciente.

Las imágenes que se obtienen mediante la tomografía computarizada dental son imágenes de alta calidad y muy detalladas, por lo que permiten una planificación más precisa del tratamiento y proporcionan al ortodoncista un conocimiento más profundo de los dientes y su relación con la mandíbula y el maxilar.

Radiografías y ortodoncia

La realización de radiografías previas a un tratamiento con brackets o alineadores es un paso absolutamente necesario que permitirá conocer el estado general de la boca, posibles patologías y adecuar el tratamiento al diagnóstico ofrecido por las pruebas.

Radiografía dental en la que un doctor señala un molar

¿Qué radiografías dentales se necesitan para iniciar un tratamiento con brackets o alineadores?

Para saber qué radiografías se necesitan para iniciar un tratamiento con brackets o alineadores es necesaria la evaluación de un especialista. Antes de realizar un tratamiento de ortodoncia, la radiografía más habitual suele ser la ortopantomografía, ya que permite una visión panorámica de la boca.

¿Qué pasa si te ponen brackets o alineadores sin realizar radiografías previas?

Como ya hemos explicado, resulta necesario realizar radiografías antes de empezar un tratamiento de ortodoncia. Si te ponen brackets o alineadores sin una radiografía previa puedes tener caries no diagnosticadas, las cuales pueden empeorar durante el tratamiento y podrían llegar a alargarlo o paralizarlo. También se puede dar el caso de que en el futuro erupcione una muela del juicio sin localizar y esta no tenga espacio para salir correctamente o esté mal posicionada, pudiendo mover el resto de dientes. Por otro lado, gracias a pruebas como la ortopantomografía, los especialistas pueden detectar enfermedades como la periodontitis, patología que, si no es considerada a la hora de planificar el tratamiento, podría resultar incluso en la pérdida de piezas dentales.

En Impress tenemos la última tecnología en radiografía dental

Nuestra prioridad es el bienestar de los pacientes y, como expertos en salud bucodental, nos aseguramos de que estos inicien el tratamiento de ortodoncia con una salud dental y gingival adecuadas.

Si estás pensando en mejorar tu sonrisa y comenzar un tratamiento de ortodoncia, en Impress contamos con el personal cualificado y las herramientas para realizar las radiografías necesarias antes de iniciar tu tratamiento de ortodoncia.

En todos nuestros centros realizamos radiografías dentales panorámicas. Si quieres consultar en qué centros Impress disponen de otras pruebas de radiodiagnóstico, puedes ponerte en contacto con nosotros. Además, podemos asesorarte con otros tratamientos dentales previos a tu tratamiento de ortodoncia.

Para iniciar un tratamiento de ortodoncia o cualquier consulta, ponte en contacto con nosotros pidiendo cita a través de nuestra web, por teléfono o WhatsApp al 932 712 030 o escribiéndonos a support@smile2impress.com.

¡Te esperamos!

Compartir artículo

Preguntas frecuentes sobre las radiografias dentales

¿Es malo hacerse radiografías dentales?

Hoy en día, las radiografías son completamente seguras, ya que los avances tecnológicos permiten que el nivel de radiación de las radiografías dentales sea muy bajo y esté muy localizado. Esto, unido a los elementos de protección que se colocan sobre el paciente hacen que no sea malo hacerse radiografías dentales, tanto en el caso de los niños como en el de los adultos.

¿Puedo hacerme una radiografía si tengo brackets?

Cuando durante el tratamiento de ortodoncia sea necesario realizar radiografías de control, estas se pueden hacer sin ningún riesgo para el paciente; hacer radiografías con brackets es completamente seguro.

¿Dónde se hacen radiografías dentales?

Las radiografías dentales se hacen en consultas odontológicas o centros especializados en radiodiagnóstico. Por eso, es importante acudir a un especialista que cuente con la aparatología adecuada.

¿Son compatibles el embarazo y las radiografías dentales?

Como ya hemos dicho, el nivel de radiación al realizar una radiografía de la boca es muy bajo, por eso el embarazo y las radiografías dentales suelen ser compatibles. Sin embargo, deberá ser el especialista quien determine si es absolutamente necesario hacerla. Si estás embarazada o crees que puedes estarlo, no olvides indicárselo al profesional que te atienda antes de realizar la prueba diagnóstica.

Empresa

Para clínicas asociadas

Nosotros

¿Por qué Impress?

Prensa

Empleo

Nuestro blog

*Por número de clínicas propias
**Consulta las bases de la promoción aquí .

© 2024 SMILE2IMPRESS SL. Todos los derechos reservados