AHORRA HASTA 1.000 €**

OFERTA FLASH¡SOLO 48H!

¿Los brackets duelen? Cómo evitar molestias durante un tratamiento de ortodoncia

05 mayo · 3 minutos

Los brackets son un tipo de ortodoncia muy efectiva para solucionar malposiciones dentarias y maloclusiones. Sin embargo, uno de los principales obstáculos que tienen los pacientes a la hora de decidirse a empezar a llevar brackets es el miedo a las molestias que podrían experimentar durante el tratamiento.

En este artículo hablaremos de los posibles dolores o molestias que pueden provocar los brackets y te mostraremos otras alternativas que pueden ser mucho menos incómodas.

¿Duele ponerse brackets?

No, ponerse brackets no duele, ya que no se trata de un tratamiento agresivo ni que suela requerir anestesia. La colocación de los brackets consiste en varios pasos:

  1. Limpiado de la superficie dental
  2. Aplicación de un gel que grabador
  3. Colocación del bracket con composite
  4. Colocación del arco metálico
  5. Sujeción del mismo mediante gomas elásticas de ortodoncia

Puede que sientas presión durante la colocación de los brackets o un pequeño dolor mandibular por estar varios minutos con la boca abierta, pero no deberías de notar más molestias que estas.

ortodoncista poniendo brackets a una paciente

¿Duelen los brackets durante el tratamiento?

Como regla general, durante las revisiones que se realizan en la clínica para que nos ajusten los brackets, se suele notar una presión que puede ser más o menos intensa. Esta presión debería desaparecer al cabo de unos días a medida que los dientes se van moviendo. Aunque haya  un poco de molestia o un ligero dolor, el ajuste de brackets es necesario, ya que el ortodoncista cambiará el alambre y las gomas elásticas para que los dientes realicen los movimientos de la manera deseada.

Dejando de lado la presión y al dolor que se pueda sentir tras el ajuste de los brackets durante las revisiones, hay otras posibles molestias o dolores que pueden ser consecuencia de los brackets:

  • Dolor de dientes por el ajuste de los brackets: las molestias durante los primeros días tras la colocación o ajuste de los brackets son completamente normales. Puedes sentir un ligero dolor en los dientes por el ajuste de los brackets especialmente al masticar ciertos alimentos de mayor dureza. Sin embargo, estas deberían desaparecer tras unos días, cuando la presión inicial vaya disminuyendo de intensidad.
  • Irritaciones causadas por el arco metálico o por los brackets. A veces, el arco metálico puede provocar heridas cuando está pinchando la lengua o la cara interna de las mejillas. Cuando esto sucede es importante acudir a tu clínica para que tu ortodoncista corte el alambre o lo mueva a su posición original. Mientras tanto, puedes aplicar cera dental para disminuir el roce con los tejidos blandos de la cavidad oral. Por otro lado, a veces los brackets pueden provocar heridas al rozar con estos mismos tejidos. Si este es el caso, también puedes aplicar cera dental para contrarrestarlas y evitar la aparición de llagas en la boca causadas por los brackets y su consecuente dolor.
  • Dolor de mandíbula. Notar un poco de dolor de mandíbula cuando llevas brackets es normal. Para que los dientes se muevan, primero hay que crear espacio en la mandíbula. El arco metálico trabaja ejerciendo presión sobre las encías, restringiendo el flujo sanguíneo. Debido a la restricción del flujo sanguíneo, las células de la mandíbula empiezan a morir. Es entonces cuando el sistema inmunitario envía los osteoclastos a la zona, que son unas células que reabsorben el calcio del hueso, creando más espacio para que el diente pueda moverse. De esta manera, se reduce la presión y el flujo de sangre para que el tejido se revitalice y se restaure de nuevo. 
  • Dolor de cabeza por brackets. En ocasiones los brackets pueden derivar en dolores de cabeza debido a la presión que se está ejerciendo en la mandíbula y arcada superior. Estos dolores no suelen ser muy intensos pero, si es así, deberías acudir a tu ortodoncista para ver si puedes tomar algún analgésico para aliviar el dolor de cabeza causado por los brackets.
  • Dificultad para comer. También suele pasar que, debido a los movimientos que está realizando tu dentadura, puedas sentir más molestia durante la masticación y sientas un poco de incomodidad si se queda algún trozo de comida pegado al bracket. Por eso es importante mantener una buena higiene dental, cepillándote los dientes y haciendo uso del hilo tras cada comida. 
  • Encías inflamadas. Debido al uso de brackets y a los movimientos que se están produciendo también puede que las encías se inflamen. Esto se debe a que las encías son el soporte de los dientes, por lo que los movimientos pueden afectarlas. Por otro lado, la higiene se ve dificultada con el uso de brackets, haciendo más difícil cepillarnos correctamente los dientes y el uso del hilo, lo cual puede influir en el desarrollo de enfermedades gingivales, como la gingivitis.
  • Cambios en la pronunciación de ciertos sonidos. Cuando llevas brackets se puede ver alterada la pronunciación de ciertos sonidos debido a estos ya que, al ir colocados encima de los dientes, alteran la morfología de estos, derivando en cierta dificultad de pronunciación. Los brackets linguales suelen ser los que provocan más dificultades en la pronunciación. Pero no tienes de qué preocuparte, pues a medida que los lleves más tiempo, te irás acostumbrando a ellos e irás pronunciando mejor.  
chica durante el ajuste de sus brackets

¿Duele quitarse los brackets?

Puedes sentir cierta molestia durante el proceso, pero quitarse los brackets no duele. Durante la visita al ortodoncista para la retirada de los brackets se puede experimentar cierta incomodidad ya que el ortodoncista debe quitar los brackets, el arco metálico y las gomas antes de proceder a la eliminación completa del adhesivo que mantiene unidos los brackets a los dientes.

¿Cómo aliviar el dolor por el uso de brackets?

Como hemos comentado, a veces se pueden sentir ciertas molestias o dolor durante el tratamiento con brackets. Sin embargo, hay una serie de remedios que puedes aplicar para disminuir estas molestias:

  • Hielo. La aplicación de hielo durante unos minutos en la zona afectada por la cara externa de las mejillas puede ayudar a reducir las molestias por los brackets cuando duelen mucho. Es importante evitar utilizar el hielo directamente sobre la piel ya que podría quemar el tejido. Siempre hay que utilizar un paño de tela para evitar que el hielo esté en contacto directo con la piel.
  • Bebidas y comidas frías. Debido a que el frío calma el dolor y ayuda a bajar la inflamación, puedes ingerir comidas y bebidas frías que ayuden a aliviar estas molestias.
  • Cera para ortodoncia. La cera especial para ortodoncia puede ayudar a aliviar las rozaduras producidas como resultado del roce de los brackets o del arco metálico con la lengua y las mejillas. Mediante su aplicación, reducimos el roce del aparato con los tejidos blandos de la boca, aliviando las molestias y el dolor.
  • Comer alimentos blandos. Los días en los que se siente más presión, que suelen ser los de después del ajuste de los brackets, puedes ver disminuidas las molestias si ingieres alimentos blandos frente a los duros. Los alimentos que debemos ingerir durante el tratamiento con brackets deben ser fáciles de masticar para que no tengas que realizar una gran presión.
  • Enjuagues bucales con sal. Si el roce con el aparato te ha producido llagas en la boca por brackets puedes recurrir a los enjuagues de agua con sal. Las heridas provocadas por los brackets podrían mejorar con enjuagues bucales que puedes preparar diluyendo media cucharadita de sal en un vaso de agua y haciendo gárgaras durante 30 segundos.  

Todo estos consejos pueden ser seguidos cuando la ortodoncia duele ligeramente. Sin embargo, si te duelen mucho los brackets debes acudir al ortodoncista o al médico de cabecera, quienes podrán recetar medicación para el dolor si así lo consideran.

¿Todos las opciones de ortodoncia duelen?

¡No! No todos los tratamientos de ortodoncia duelen o molestan tanto como los brackets. La ortodoncia ha ido evolucionando con el tiempo y en la actualidad existen otras alternativas menos molestas y dolorosas que los brackets. Entre ellas, la que más ventajas ofrece y la que menos duele es la ortodoncia invisible con alineadores.

mano de un ortodontista sosteniendo unos alineadores invisibles

¿Duele la ortodoncia invisible?

La ortodoncia invisible no duele ni molesta tanto como duelen otros tratamientos de ortodoncia. Gracias a la ortodoncia invisible, se solventan en gran medida las molestias provocadas por los brackets, ya que los alineadores se cambian con más frecuencia, resultando en movimientos dentarios más paulatinos y, por lo tanto, menos molestos.

Además, al no llevar brackets ni arco metálico, se suelen producir menos rozaduras con los tejidos blandos de la piel. Finalmente, al ser removibles, te los quitarás a la hora de comer, facilitando luego la higiene y provocando menos molestias durante las comidas.

Ortodoncia invisible Impress: menos molestias, más discreción

Aparte de todas las ventajas de los alineadores anteriormente mencionadas, los alineadores invisibles de Impress ofrecen muchas otras ventajas sobre el resto de alineadores del mercado.

Entre otras, en Impress contamos con equipamiento de última tecnología para diagnosticar tu caso y para seguir tu tratamiento de principio a fin. En tu primera visita en la clínica realizamos un escáner 3D gratuito de tu cavidad oral y las radiografías necesarias para que dispongas de un diagnóstico detallado. Además, te entregaremos una videosimulación del resultado de tu sonrisa al finalizar el tratamiento.

Por otro lado, gracias a la app de Impress, podrás seguir tu tratamiento Impress desde la comodidad de tu casa. También acudirás a clínica para realizar las revisiones que te toquen, pero estas se verán disminuidas en frecuencia gracias al seguimiento mediante nuestra app.

Otra de las ventajas de la app de Impress es que puedes seguir el tratamiento a distancia, pudiendo consultar cualquier duda que tengamos a nuestro ortodoncista. Finalmente, con Impress podrás pagar en cómodos plazos gracias a la financiación que ofrecemos en la clínica.

Y estas son solo algunas de las ventajas que puedes disfrutar si empiezas tu tratamiento con los especialistas de Impress. Para conocerlas todas, contacta con nosotros por email en: support@smile2impress.com, por teléfono o WhatsApp al 932 712 030 o bien, pide cita online en nuestra web.

Además, la primera cita es gratuita y sin compromiso. Infórmate de nuestros precios y visítanos en tu clínica Impress más cercana. ¡Estamos deseando conocerte!

Compartir artículo

Preguntas frecuentes sobre el dolor por el uso de brackets

Me duelen los brackets: ¿es normal?

Sí, es normal que los brackets duelan a veces. Debido a los movimientos que se producen en la cavidad oral durante el tratamiento con brackets es normal que nos duela la boca, las encías, tengamos cefaleas con los brackets o dolor al masticar. Para aliviar el dolor de brackets intenso debes acudir al especialista para que te haga una revisión y, si es necesario, te recete algún analgésico para aliviarlo.

¿Por que duelen más los brackets de abajo?

Puede que notes que los brackets de abajo duelen más. Como el hueso de la arcada inferior es más denso que el de la arcada superior, los movimientos dentarios que se llevan a cabo durante la ortodoncia se ven más dificultados en la mandíbula. Esto deriva en más presión y dolor, sobre todo podemos notar dolor de brackets al masticar.

¿Durante cuánto tiempo duelen los brackets?

Los brackets pueden doler un poco durante la semana posterior a la colocación de estos. Además, tras las revisiones que el ortodoncista realizará cada vez que se deban ajustar los brackets, puedes sentir un poco de molestia durante unos días debido al aumento de presión que tus arcadas tendrán que soportar. Poco a poco está presión se aliviará, dando paso a una disminución del dolor y/o molestias.

¿Cuánto duelen los brackets?

Las molestias o dolores varían mucho de un paciente a otro. El umbral del dolor de cada persona es diferente, por lo que responder a cuánto duelen los brackets es relativo. Algunas personas pueden experimentar más dolores que otras. Lo que debemos tener claro es que debes acudir al ortodoncista si el dolor se vuelve muy intenso.

Empresa

Para clínicas asociadas

Nosotros

¿Por qué Impress?

Prensa

Empleo

Nuestro blog

*Por número de clínicas propias
**Consulta las bases de la promoción Flash aquí .

© 2024 SMILE2IMPRESS SL. Todos los derechos reservados