AHORRA HASTA 1.000 €**

OFERTA FLASH¡SOLO 48H!

Carillas dentales: qué son, tipos y cómo se colocan

23 marzo · 5 minutos

Las carillas dentales son uno de los tratamientos estéticos más comunes entre los pacientes que buscan embellecer su sonrisa, ya que permiten modificar el color, tamaño y forma de los dientes que se quieren mejorar.

Si eres de los que ha escuchado hablar de las carillas dentales pero no sabe qué son o tienes dudas al respecto, en este artículo os explicamos todo lo que necesitas saber sobre este procedimiento de estética dental.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son unas finas láminas individualizadas para cada diente, que pueden ser de distintos materiales, que se aplican en la parte frontal de los dientes para mejorar el aspecto de la sonrisa del paciente. Las carillas pueden mejorar la sonrisa en cuanto a forma, color o brillo.

El objetivo de las carillas es que el paciente pueda lucir una sonrisa lo más natural y armonizada posible una vez colocadas, disimulando estéticamente problemas dentales.

¿Para qué sirven las carillas dentales y cuando ponerlas?

Las carillas dentales sirven para modificar el color, la forma, el brillo o las dimensiones de los dientes, en casos de dientes ligeramente torcidos o con apiñamiento muy leve, dientes rotos, diastemas o problemas de tinción o de desgaste.

Algunos de estos problemas en casos más severos necesitarían ortodoncia, pero en casos leves pueden disimularse usando carillas dentales. Las carillas dentales son un tratamiento puramente estético, así que se recomienda poner carillas dentales cuando el problema a solucionar no afecta a la salud bucodental del paciente o a su funcionalidad. Es decir, las carillas, por ejemplo, no pueden solucionar problemas de mordida. A continuación un poco más sobre las situaciones más comunes en las que se lleva a cabo este tratamiento.

Carillas dentales para dientes desgastados

En casos de dientes desgastados por la edad, erosión por bruxismo o abrasión, las carillas dentales pueden disimular el deterioro, dando más resistencia al diente afectado y devolviéndole su aspecto original, en caso de que éste se haya visto afectado.

Carillas dentales para dientes apiñados

Se pueden poner carillas dentales cuando el apiñamiento dental es leve. En este caso, las carillas son una solución rápida y eficaz que permite actuar sobre los dientes afectados. Para aplicar carillas dentales sobre los dientes apiñados es necesario un contorneado estético, es decir, modificar ligeramente el esmalte dental original (sin tocar la dentina) para corregir la alineación de los dientes.

Carillas dentales para dientes separados

Las carillas dentales pueden ser una solución para rellenar espacios pequeños entre dientes separados. Para estos casos, las carillas se pueden usar para modificar el tamaño de los dientes rellenando los huecos existentes y resultando en una sonrisa homogénea.

Carillas dentales en casos de dientes torcidos

Las carillas dentales son una solución óptima para disimular casos leves de dientes torcidos. En casos más severos, las carillas no son una solución, ya que no pueden solucionar los problemas de funcionalidad que la malposición dental puede ocasionar.

Tipos de carillas dentales

Existen distintos tipos de carillas dentales, según el material del que están fabricadas o la forma que tienen. A continuación veremos cuáles son los tipos más comunes:

Tipos de carillas dentales según cómo son (forma)

Existen distintos tipos de carillas dentales dependiendo de la forma que tienen, que determinará cómo será el resultado final de la sonrisa. Según cómo es la forma de las carillas dentales, las más comunes son:

  • Naturales: los incisivos tienen un acabado ligeramente redondeado y los laterales están un poco más bajos que los centrales. Los caninos son puntiagudos, siendo un poco más largos que los incisivos. Si tu objetivo es conseguir una sonrisa natural, esta es tu opción.
  • Ovaladas: los incisivos y los caninos tienen una forma más redondeada, dando un acabado desenfadado a la sonrisa.
  • Hollywood: sonrisa con los incisivos centrales cuadrados y los incisivos laterales cuadrados ligeramente, más cortos que los centrales.
Paciente en clínica siendo estudiada por una doctora.

Tipos de carillas dentales según el material

Aparte de la forma que tienen, las carillas dentales también pueden estar hechas de distintos materiales. Dependiendo del material de fabricación, las carillas tendrán un precio, una duración o un tipo de resultado final. A continuación repasamos las más comunes y las características de cada una:

Carillas de composite

Las carillas de composite están hechas de una resina acrílica moldeable a partir de fibras de carbono, vidrio y boro.

Este tipo de carillas se colocan en una sola sesión y son útiles para corregir pequeñas imperfecciones. Además, las carillas de composite son reversibles, es decir, no necesitan un contorneado del diente, por lo que se pueden retirar de manera sencilla cuando se desee.

Este tipo de carillas son menos duraderas que las de cerámica y son menos resistentes a la tinción, por lo que deben cambiarse con mayor frecuencia. Por estas razones, las carillas de composite son más económicas que las carillas de porcelana, que veremos a continuación.

Carillas de porcelana o cerámica

Las carillas de porcelana o cerámica, como su propio nombre indica están fabricadas de materiales cerámicos. Estas carillas son las más comunes por su alta durabilidad, resistencia y naturalidad de los resultados.

Las carillas de porcelana son altamente personalizables, lo que permite adaptarlas al máximo a los dientes del paciente, haciendo que sean casi imperceptibles. Además, este tipo de carillas son altamente resistentes a la tinción. Estas características hacen que el precio de estas carillas sea más elevado que el de las carillas de composite, por su mayor durabilidad, resistencia y adaptabilidad al diente.

En la actualidad existen tres tipos de carillas de porcelana o cerámica: de disilicato, de zirconio y ultrafinas.

Distintas muestras de carillas dentales sobre la sonrisa de una paciente.

¿Cómo se ponen las carillas dentales? El procedimiento para colocarlas

El procedimiento para poner las carillas dentales normalmente consta de dos o más visitas a la clínica, y los pasos a seguir son -generalmente- los siguientes:

  • En la primera visita, se diagnostica el problema y se conoce el estado de la salud bucodental del paciente. Se toman las medidas de los dientes, para poder realizar las carillas de manera individualizada.
  • Una vez que los profesionales hayan diseñado el tratamiento, se llevará a cabo otra visita para preparar el diente: se limpia, pule y se graba para una mejor adhesión.
  • Una vez preparado el diente, el profesional las colocará sobre los dientes preparados anteriormente.

El número de visitas a clínica, según el tipo de carilla y la complejidad del caso, puede variar, necesitando en algunas ocasiones que el paciente acuda a la clínica en varias ocasiones para conseguir el resultado pactado.

Ventajas y desventajas de las carillas dentales

Las carillas dentales presentan una serie de ventajas y desventajas genéricas, que serán las que comentaremos a continuación. Pero, además, hay que tener en cuenta que en función del caso concreto que se vaya a tratar, las carillas también presentan una serie de ventajas y desventajas específicas respecto a otros tratamientos que puedan tratar el mismo problema.

Ventajas y beneficios de las carillas dentales

Las principales ventajas y beneficios de las carillas dentales son las siguientes:

  • Son una solución para disimular las imperfecciones dentales de manera rápida y efectiva.
  • Son un tratamiento poco invasivo, ya que su colocación es rápida, sencilla e indolora, y no supone ningún impacto para la encía.
  • Son duraderas. Su duración depende del tipo de carilla que se coloque, pero en general son tratamientos que duran varios años si se mantiene una higiene oral correcta y un buen mantenimiento.
  • El resultado de la sonrisa tras su colocación es natural, ya que su forma, color y tamaño se puede adaptar a la dentadura original, por lo que en la mayoría de los casos no se apreciará que se llevan.

Desventajas o inconvenientes de las carillas dentales

A pesar de las muchas ventajas que hemos comentado, los tratamientos con carillas dentales tienen algunas desventajas e inconvenientes respecto a otros tratamientos:

  • Para casos de malposición dental, el coste de las carillas puede ser bastante superior al precio de la ortodoncia invisible, tanto con alineadores como con brackets.
  • Si no se realiza un buen mantenimiento, las carillas pueden sufrir problemas de tinción o de deterioro.
  • Pueden disimular problemas de malposición leves con las carillas, pero para casos severos será necesario un tratamiento de ortodoncia.
  • Debido a la eliminación de parte del esmalte dental para su colocación, los dientes pueden sensibilizarse.
Paciente mira en un espejo la prueba de carilla dental que la doctora está colocando sobre su diente.  

¿Cuánto duran las carillas dentales?

Cuánto duran las carillas dentales es una de las preguntas más frecuentes entre los pacientes, pero que no tiene una respuesta concreta. La duración de las carillas dentales depende de muchos factores, entre los que destacan el tipo de carilla que se coloca, el mantenimiento que se sigue y la higiene bucodental del paciente. A grandes rasgos, podemos decir que las carillas dentales no duran para siempre, pero sí que su duración es bastante elevada, pudiendo durar entre 5 y 15 años, dependiendo de los factores mencionados anteriormente.

Consigue la sonrisa perfecta con Impress

En Impress ofrecemos un amplio abanico de tratamientos centrados en mejorar tanto la estética como la salud bucodental de nuestros pacientes. Tanto si estás interesado en un tratamiento de ortodoncia como en carillas dentales, puedes ponerte en contacto con nosotros y te indicaremos qué servicios están disponibles actualmente en tu clínica Impress más cercana. Para ello, pide cita por teléfono al 932 712 030, WhatsApp o escribiendonos a support@smile2impress.com.

Compartir artículo

Preguntas frecuentes sobre las carillas dentales

¿A qué edad se pueden poner carillas dentales?

Las carillas dentales se pueden poner a cualquier edad, aunque las de porcelana es mejor ponerlas una vez se ha finalizado el crecimiento, a partir de los 18 años. Para pacientes jóvenes, es mejor poner carillas de composite, ya que son reversibles y se podrán retirar en un futuro si se desea.

Carillas dentales y embarazo, ¿son compatibles?

Durante el proceso de colocación de las carillas dentales apenas se aplican sustancias químicas.Por tanto, aunque siempre es mejor consultar caso por caso con un especialista, no debería haber problema para poner carillas dentales durante el embarazo.

Fundas dentales o carillas, ¿qué diferencias existen?

A pesar de que ambos son tratamientos de estética dental, la principal diferencia entre las carillas dentales y las fundas dentales es que las carillas se colocan en la cara frontal del diente, mientras que las fundas cubren la totalidad del diente. Otra diferencia entre las carillas dentales y las fundas, es que las carillas tienen una finalidad puramente estética, mientras que las fundas pueden corregir problemas funcionales o reforzar un diente dañado, por lo que se trata de un tratamiento más agresivo para el diente.

Blanqueamiento dental o carillas, ¿qué tratamiento es mejor para blanquear tu sonrisa?

Si estás dudando entre realizarte un blanqueamiento dental o un tratamiento de carillas para blanquear tu sonrisa, el tratamiento más adecuado dependerá del grado de tinción de tus dientes. El blanqueamiento dental es el tratamiento apropiado cuando se quieren aclarar los dientes y no se tienen problemas de tinción importantes, solo manchas poco profundas. En cambio, si la tinción es más severa o el motivo no está relacionado con el color de tus dientes, el tratamiento más adecuado son las carillas.

¿Las carillas dentales son para siempre?

No, las carillas dentales son un tratamiento duradero, pero no son para siempre. Se deben ir cambiando cada cierto periodo de tiempo, en función del material del que sean.

Carillas de composite o porcelana, ¿qué diferencias existen?

Si estás dudando entre elegir carillas de composite o carillas de porcelana, a continuación te daremos las principales diferencias para que puedas elegir. Las carillas de composite son un tratamiento menos invasivo, ya que no necesitan tallado dental, y tienen una duración de 3 a 5 años. Además, requieren más cuidado, puesto que pueden perder su color original, y son más baratas, generalmente, que las de cerámica. Por otro lado, las de cerámica, suelen requerir de tallado dental para su colocación, no se pueden decolorar por ser de porcelana, y su duración es más elevada, pueden durar hasta 15 años. Por esto, su coste suele ser más elevado, por su mayor duración y resistencia.

Empresa

Para clínicas asociadas

Nosotros

¿Por qué Impress?

Prensa

Empleo

Nuestro blog

*Por número de clínicas propias
**Consulta las bases de la promoción Flash aquí .

© 2024 SMILE2IMPRESS SL. Todos los derechos reservados