DESCUENTO DIRECTO DE 500 €**

¡POR TIEMPO LIMITADO!

Dientes de leche o primeros dientes: cuándo salen y cuándo se caen

17 noviembre · 7 minutos

Que los dientes de leche no sean para toda la vida, no significa que no sean importantes para el desarrollo de la salud bucodental de tus hijos. De hecho, la dentadura de leche es la que marcará el futuro de su sonrisa. En este artículo te explicamos todo lo que necesitas saber sobre los dientes deciduos o dientes primarios para que los más pequeños crezcan con una sonrisa sana.

¿Qué son los dientes de leche?

Los dientes de leche son los primeros dientes que erupcionan en la boca de los bebés. Permanecen en la boca durante un tiempo limitado hasta que son reemplazados por los dientes definitivos o permanentes.

La dentadura de leche es la encargada de guardar espacio para los dientes adultos, que empiezan a crecer en las encías de los niños. Unos dientes primarios que crecen correctamente, beneficiarán el crecimiento de los dientes definitivos.

Nacimiento de los dientes de leche

¿Cuándo salen los dientes a los bebés?

Cuándo salen los dientes puede variar en cada caso, aunque normalmente a partir de los 4 meses es cuando empieza el proceso de dentición de los bebés.

Generalmente, los incisivos inferiores son los primeros cuatro dientes deciduos en aparecer. A partir del noveno mes del bebé suelen erupcionar los incisivos centrales superiores. Aproximadamente a los 15 meses, salen los primeros molares superiores e inferiores. Alrededor de los dos años, empiezan a salir los segundos molares temporales.

El proceso de salida de los dientes de los bebés se prolonga, por lo general, hasta los dos años y medio. Además, a los 6 años suelen empezar a salir los primeros molares definitivos.

Bebé sonriente con sus primeros dientes de leche

Síntomas de la dentición en los bebés

Los síntomas de dentición de los bebés suelen variar en función de cada caso: hay bebés que no presentan síntomas, y hay otros casos en los que el bebé sufre verdaderas molestias.

Los síntomas de la salida de los dientes del bebé pueden ser:

  • Nerviosismo e irritabilidad
  • Babeo excesivo
  • Hinchazón en las encías
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Pérdida de apetito
  • Ligeros periodos febriles

Si el malestar del bebé vemos que perdura durante un tiempo prolongado, es recomendable visitar un odontopediatra.

¿Para qué sirven los dientes de leche?

Principalmente, los dientes de leche sirven para cumplir tres funciones:

Posibilitar el paso de una dieta líquida a sólida.

Mantener el espacio para los dientes definitivos y contribuir al desarrollo de la mandíbula y el maxilar.

Los dientes de leche también sirven para facilitar la pronunciación en el proceso de aprendizaje del habla.

¿Cuántos dientes de leche tiene un niño?

Si te preguntas cuántos dientes de leche tenemos, la respuesta es 20: 10 dientes de leche en la arcada superior y 10 en la arcada inferior. Estos 10 dientes en el maxilar y 10 en la mandíbula son los que guardarán el espacio para la futura sonrisa de tus hijos.

Tras la caída de los primeros dientes empieza el proceso de dentición mixta, en el que conviven dientes deciduos y dientes permanentes.

Plano contrapicado de una niña sonriente sin incisivo superior de leche

Caída de los dientes de leche

¿Cuándo se caen los dientes de leche?

La caída de los dientes de leche es un momento crucial en el crecimiento de los niños.

Entre los 5 y 6 años y hasta los 12 años es cuando se caen los dientes de leche. Durante este tiempo, los dientes temporales conviven con los dientes definitivos. Normalmente a los 12 años los niños ya completan su dentadura, pasando de 20 dientes temporales a 28 dientes adultos, a falta de las 4 muelas del juicio que crecen más tarde.

Orden de caída de los dientes de leche

Cada niño es un mundo y no se puede generalizar en cuanto a tiempos de salida, desarrollo y caída de los dientes de leche.

Normalmente, el orden de caída de los dientes de leche empieza por los incisivos y acaba por los molares posteriores, aunque en cada niño puede variar.

Los incisivos centrales inferiores son los primeros en caer aproximadamente a los 5 años y medio o 6, seguidos de los incisivos laterales inferiores y los cuatro superiores. Los siguientes en caer son los caninos inferiores y los molares inferiores, normalmente a los 9 o 10 años. Finalmente, un año o dos más tarde, los caninos superiores y los segundos molares son los últimos en desprenderse.

¿Cuándo se caen las muelas de leche?

Las muelas de leche caen las primeras a los 10 años y las segundas muelas de leche lo hacen aproximadamente a los 12 años. Las muelas de leche cuando se caen son reemplazadas por dientes permanentes, aproximadamente a los 13 años.

Boca de un niño con dientes de tiburón

¿Qué son los dientes de tiburón?

Los dientes de tiburón surgen cuando los dientes de leche no se caen y salen los definitivos al mismo tiempo, lo que provoca una doble alineación de los dientes durante la dentición mixta.

Los dientes de tiburón en niños pueden surgir por distintas razones, pero las más comunes son por falta de espacio en la mandíbula, por una simple desviación de los dientes definitivos o porque las raíces de los primeros dientes no se han absorbido como deberían.

A pesar de que es una alteración que suele corregirse por sí sola, es importante visitar a un odontopediatra para evitar problemas de apiñamiento o maloclusión dental en un futuro.

Dientes de leche en adultos

En algunos casos, hay dientes de leche que no se caen durante el periodo de caída de los dientes temporales. La causa más común es la agenesia dentaria, es decir, la ausencia del diente permanente que debe sustituir al de leche. Otras causas pueden ser traumatismos, falta de espacio para el diente definitivo o una alineación deficiente de los dientes.

A pesar de que cuando un diente de leche no se cae no suele ser un problema, debe supervisarse por un odontólogo que determine si el diente temporal puede mantenerse o si provoca problemas dentales y, por tanto, debe extraerse.

Diferencias entre dientes de leche y los dientes definitivos

La diferencia entre los dientes de leche y los dientes definitivos reside principalmente en la cantidad de dientes, en su anatomía y en su composición.

En cuanto a la cantidad, como ya mencionamos anteriormente, los dientes deciduos son 20, mientras que los permanentes son 32 (si tenemos en cuenta las muelas del juicio).

Otra de las diferencias entre los dientes de leche y los permanentes es que los primeros son más pequeños porque la cavidad oral del niño es más pequeña. La raíz de los dientes primarios también es más fina y corta por eso se desprenden más fácilmente.

Por último, respecto a la composición, los temporales tienen unas capas de dentina y esmalte dental más finas, por esta razón son más blancos.

Niño en una revisión dental con dientes de leche y dientes definitivos

Problemas frecuentes en dientes de leche

A pesar de que los dientes de leche son temporales, es importante tener en cuenta los problemas que pueden surgir en ellos porque podrían afectar al desarrollo de la salud bucodental del niño. Algunos de los más frecuentes son las caries, la caída prematura y necrosis.

Caries en los dientes de leche

Las caries en niños son una de las problemáticas más frecuentes en los dientes primarios. Las causas más comunes de la aparición de caries en dientes de leche son:

  • Uso prolongado del biberón
  • Transmisión de las bacterias cariogénicas, ya que son contagiosas
  • Mala alimentación
  • Falta de higiene bucal

Caída prematura de los dientes de leche

En algunos casos, los dientes temporales pueden caerse antes de tiempo. La aparición de caries, una alimentación desequilibrada - especialmente por falta de calcio -, raíces débiles o fuertes golpes en la boca son las razones más comunes de la caída prematura de los dientes de leche.

Dientes de leche necrosados

Los dientes de leche necrosados son aquellos dientes que, por un impacto fuerte en la mandíbula, han visto afectado su nervio. La necrosis pulpar no es visible en el momento del golpe, sino que suele visibilizarse meses más tarde, cuando el diente empieza a adquirir otra coloración.

Y, ¿qué pasa si un diente de leche se pone negro? Un diente de leche negro es una señal visible para identificar la muerte del nervio del diente, pero esto no tiene por qué ser alarmante ni tiene por qué afectar a la dentición permanante. Sin embargo, si el niño tiene un diente de leche necrosado es recomendable visitar un odontopediatra para que valore el caso.

Ortodoncia con dientes de leche

Existe la duda generalizada sobre si se puede usar ortodoncia con dientes de leche, y, aunque la respuesta corta es “sí”, hay que tener en cuenta varios aspectos.

Siempre es necesario valorar qué tipo de ortodoncia es más adecuada para la fase de desarrollo en la que se encuentra el niño y la anomalía a corregir. Dependiendo del motivo para usar ortodoncia, el odontopediatra aplicará uno u otro.

Dentista le enseña un tratamiento de ortodoncia interceptiva a una niña con dentición mixta

¿Se pueden poner brackets o alineadores con dientes de leche?

La ortodoncia correctiva sirve para solucionar problemas relacionados principalmente con la posición de los dientes. Los tratamientos de ortodoncia correctiva son brackets y alineadores.

En teoría, se pueden poner brackets o alineadores con dientes de leche para cambiar su posición. Sin embargo, como ya mencionamos, estos dientes son temporales y serán reemplazados. Por tanto, si hay alguna malposición dental, como dientes torcidos o diastema, no sería de mucha utilidad llevar a cabo un tratamiento de ortodoncia correctiva ya que esta no tendrá efecto sobre los definitivos.

Más allá de la ortodoncia correctiva: ortodoncia interceptiva y ortopédica Impress

Mientras que las piezas dentales de los más pequeños se van reemplazando a medida que el niño crece, esto no ocurre con las estructuras óseas de la boca. Si el niño tiene la mandíbula o el maxilar demasiado estrechos o retraídos, es muy probable que sufra complicaciones de malocusión o malposiciones dentales una vez erupcionen todos los dientes definitivos.

En estos casos, un tratamiento de ortodoncia interceptiva u ortopédica a temprana edad puede ser de gran ayuda.

La ortodoncia interceptiva u ortopédica puede mejorar la fisonomía del niño, prevenir problemas de maloclusión severa, interrumpir malos hábitos y corregir problemas funcionales y de habla. Como el niño se encuentra en pleno desarrollo, es más fácil actuar sobre los huesos en esta fase y así evitar problemas más graves a largo plazo.

A partir de los 7 años, tras la erupción de los primeros molares y mientras el niño aún está en fase de crecimiento, se pueden iniciar tratamientos de ortodoncia interceptiva u ortopédica adaptados a las necesidades de los pacientes. En Impress contamos con varios tipos de tratamientos de ortodoncia infantil interceptiva y ortópédica que pueden ayudar a corregir casos de:

  • Mandíbula retraída
  • Maxilar retraído
  • Paladar comprimido
  • Mordidas abiertas

Gracias a los tratamientos de ortodoncia infantil Impress Kids, los tratamientos de ortodoncia correctiva posteriores, como Impress Teens, serán mucho más rápidos y efectivos.

Si quieres darle a tu hijo un motivo más para sonreír, en Impress contamos con personal cualificado y herramientas adaptadas para realizar el tratamiento más adecuado para el futuro de los niños. Para saber en qué centros Impress se ofrecen los servicios de Impress Kids, ponte en contacto con nosotros pidiendo cita a través de nuestra web, por teléfono o WhatssApp al 932 712 030 o escribiéndonos a support@smile2impress.com. ¡Te esperamos!

Compartir artículo

Preguntas frecuentes sobre los dientes de leche

¿Cuántos dientes de leche se caen?

Los dientes temporales son 20 en total, y, por tanto, serán 20 dientes de leche los que se les caen a los niños entre los 5 años y medio y los 11/12 años aproximadamente.

¿Es bueno guardar los dientes de leche?

Los dientes de leche contienen células madre de gran calidad dentro de la pulpa dental. Por tanto, sí que es bueno guardar los dientes de leche. Hasta 48h después de su caída, se deben llevar a un banco especializado en su preservación.

¿Es malo tragarse un diente de leche?

No es malo tragarse un diente de leche y suele ocurrir con normalidad. El cuerpo se encargará de desecharlo de forma natural y no deberá suponer ninguna complicación para el niño.

¿De qué están hechos los dientes de leche?

Los dientes de leche, al igual que los definitivos, están hechos de esmalte, dentina, cemento dental y pulpa dentaria. Los dientes de leche contienen menos capas de cada componente, y es por eso que son más débiles que los permanentes.

¡Descubre nuestros alineadores!

Empresa

Para clínicas asociadas

Nosotros

¿Por qué Impress?

Prensa

Empleo

Nuestro blog

*Por número de clínicas propias
**Consulta las bases de la promoción aquí .

© 2024 SMILE2IMPRESS SL. Todos los derechos reservados